Quemadura superficial con cera caliente. Tratamiento con apósito primario único

Autores: S. Álvarez Millán ¹;  A.M. Ramírez Pizano ²;  F. García Collado ³;  C. Rivera Fernández ³;  M. García Murillo ³;  E.M. Franco Garcia ³;

1.- Coordinador de Cuidados U.G.C San Juan Aznalfarache (Sevilla).

2.- Enfermera U.G.C Cirugía General y Digestiva Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla).

3.- Enfermero de Familia U.G.C San Juan Aznalfarache (Sevilla).

 INTRODUCCION

 Mujer de 34 años sin patología alguna conocida, que acude a urgencias de Atención Primariacon  Quemadura Dérmica Superficial (2º grado superficial), de etiología térmica (cera caliente depilatoria) de 24 horas de evolución, ocasionando una flictena de aproximadamente 4 x 6 cm. en zona tibial inferior de la pierna derecha.

OBJETIVOS

Mediante la pauta de actuación elegida, intentaremos demostrar su efectividad consiguiendo su cicatrización completa utilizando como ÚNICO apósito primario la Hidrofibra hidrocoloide con plata, AQUACEL AG ®durante  los  ONCE  días que dura el proceso.

METODOLOGIA y RESULTADOS 

Tras lavado y desinfección de la zona, se lleva a cabo la exéresis de la flictena. A continuación se aplica apósito de Hidrofibra Ag sobre el lecho de la lesión, sobresaliendo éste unos 2 cm sobre el contorno de la misma; seguidamente cubriremos éste con apósito tradicional secundario (gasas y esparadrapo).

Inicialmente, revisamos la lesión a las  48 horas (día 2) para visualizar el aspecto de la misma y la saturación del apósito, sin retirar el mismo del lecho en todo el proceso; ante el aspecto presentado, programamos siguiente revisión pasadas72 horas (día 5)y así hasta su finalización (día 8 y 11), consiguiéndose un excelente resultado: cicatrización y epitelización  total de la lesión en 11 días. 

CONCLUSIÓN

            La elección de esta pauta de actuación con la utilización de la Hidrofibra Ag (AQUACEL AG ®), ha reducido el DOLOR de la paciente desde la aplicación de la misma. Hemos disminuido el RIESGO DE INFECCIÓN de la lesión, ya que han sido necesaria exclusivamente cinco actos de cura, con menor manipulación de la misma que con el apósito tradicional. Por último significar el menor número de curas realizadas, así como el número de apósito utilizado y sus costes asociados. Los aspectos relacionados con el aumento de calidad de vida del paciente y disminución de los actos de cura durante todo el proceso proporcionan a este tratamiento unas cualidades a tener en cuenta en comparación con las que ofrecen otros más convencionales.