Quemadura de 2º grado superficial tratada con carboximetilcelulosa plata (Aquacel Ag ®), en niña de 15 meses

Autores: S. Álvarez Millán ¹;  F. García Collado ³;  C. Rivera Fernández ³;  A.M. Ramírez Pizano ²;  M. García Murillo ³;  E.M. Franco Garcia ³;

 1.- Coordinador de Cuidados U.G.C San Juan Aznalfarache (Sevilla).

2.- Enfermera U.G.C Cirugía General y Digestiva Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla).

3.- Enfermero de Familia U.G.C San Juan Aznalfarache (Sevilla).

 

INTRODUCCION

Niña de 15 meses que acude a urgencias de Atención Primaria con Quemadura Dérmica Superficial (2º grado superficial) de etiología térmica reciente (por contacto con menaje de cocina en uso), ocasionándole  una  flictena de aproximadamente 9 x 5 cm. con rotura parcial espontánea, en zona posterior de pantorrilla izquierda.

 

OBJETIVOS

 Mediante la pauta terapéutica utilizada, demostraremos su efectividad consiguiendo su cicatrización completa utilizando como  UNICO apósito primario la Hidrofibra hidrocoloide con plata, AQUACEL AG®, durante los 13 días que dura el proceso.

  

METODOLOGIA y RESULTADOS

 Tras lavado y desinfección de la zona se realiza extirpación completa de la flictena y de todos sus restos. A continuación se aplica apósito de Hidrofibra Ag sobre el lecho de la lesión, sobresaliendo éste unos 2 cm. sobre el contorno de la misma; cubriremos éste con apósito tradicional secundario (gasas y esparadrapo).

Inicialmente, revisamos la lesión a las 48 horas (día 2)  para visualizar el aspecto  de la misma y la saturación del apósito (sin retirar el mismo del lecho en todo el proceso); ante el aspecto presentado, programamos siguiente revisión pasadas 72 horas (día 5 y 8) y así hasta su finalización (día 10 Y 13) consiguiéndose un excelente resultado: cicatrización y epitelización  total de la lesión en 13 días.

  

CONCLUSIÓN

 La elección de esta pauta de actuación ha sido muy beneficiosa para la pequeña, por haber reducido de manera considerable la necesidad de manipulación de la lesión, teniéndose en cuenta la dificultad que conlleva el acto de la cura en paciente que no obedece a órdenes prestadas. Por último, la lesión ha cicatrizado tras seis actos asistenciales, libres de intranquilidad y dolor, al no tener que manipular el lecho lesional por mantener el mismo apósito de Hidrofibra Ag durante todo el proceso de curación.