La piel perilesional. Cómo protegerla

Gimenez-Tebar JL1,2, García-Parra A2, Mas-Pla MJ3,  González-Antón JR4, Pérez-Cascales ML5; Segura-Martínez5.

1 Responsable de la Unidad  Docente e Investigadora sobre Heridas Agudas y Crónicas del Departamento de Salud de Alicante-HGUA.

2 Enfermero de la Unidad de Hospitalización a Domicilio del HGUA.

3 Hospital General Universitario de Alicante (HGUA).

4 Enfermero de Urgencias del Hospital de Villajoyosa.

5 Enfermera. Residente de Enfermería Familiar y Comunitaria.

 

INTRODUCCIÓN:

Siempre que tratamos una lesión, nos centramos solo en ella, olvidando la piel que la rodea. La piel perilesional necesita cuidados, ya que puede ser una herida futura, sino se trata adecuadamente.

¿Cuántas veces tenemos que cambiar el tratamiento de una úlcera por haber dañado la piel perilesional?.

La piel perilesional no es sólo una variable, sino es una pieza fundamental para la correcta evaluación de la situación de una lesión y por consiguiente para su futuro tratamiento y curación.

OBJETIVO:

El objetivo del presente estudio son valorar la eficacia del uso de un apósito absorbente con microadherencia selectiva de Silicona para la piel perilesional.

MATERIAL Y MÉTODO:

Se  pautaron curas cada 48 o 72 horas, según evolución de la lesión y de la cantidad de exudado de esta, hasta su total curación.

Y no usar en lesiones infectadas.

RESULTADOS:

1) Mujer 84 años:  A los 2 meses la lesión estaba prácticamente cerrada.

2) Mujer 78 años:  Al cabo de 14 días la lesión esta curada.

3) Mujer 74 años, presenta una úlcera por presión en el talón derecho.

Al cabo de 32 días la lesión esta curada.

4) Mujer 75 años, presenta una pérdida de la solución cutánea en mano derecha.

A cabo de 16 días la lesión esta curada.

5) Mujer 81 años, presenta una pérdida de la solución cutánea en pierna derecha.

Tras 2 meses de curas con múltiples productos, y observando la maceración de la piel perilesional se opta por aplicarle un ASP.

Al cabo de 26 días la lesión esta curada.

CONCLUSIONES / DISCUSIÓN:

1. No se adhiere, o daña la superficie de la lesión.

2. Se adhiere y protege suavemente la piel de alrededor.

3. Es fácil de aplicar y fácil de retirar.

4. Puede levantarse sin perder sus propiedades de microadherencia.

5. A todo paciente anamnesis previa en busca de problemas de alergias de contacto en relación con productos de curas.

6. Tenga en cuenta la piel perilesional a la hora de elegir el apósito más adecuado para la herida.

7. Paute el cambio del apósito en función del estado de la piel perilesional.

 

BIBLIOGRAFIA:

  1. Gago M, García RF, Rueda J, Muñoz AM, Gaztelu V, Vega J. La maceración. Un problema en la piel perilesional de úlceras por presión y heridas crónicas. Metas de Enferm 2004;7(4): 18-22.
  2. Zillmer R, Karlsmark T, Sjögren MS, Gottrup F. Biophysical effects of repetitive removal of adhesive dressings on the skin surrounding ulcers. J Wound Care 2006; 15(5): 1-5.
  3. WUWHS. Principles of best practice. Minimising pain at dressing-related procedures. A consensus document. London: MEP Ltd 2004.

EWMA. Position document. Pain at wound dressing changes. London: MEP Ltd, 2002.