Eficacia de los cuidados en la prevención de infección de accesos vasculares, en una unidad de críticos

AUTORA: Moreno Hernández, Ana

INTRODUCCIÓN:

Ninguna persona está exenta de contraer una infección nosocomial, pero es deber del profesional sanitario tratar de que no suceda.

La principal barrera de defensa de la que dispone nuestro organismo es la piel. En el momento en el que traspasamos este mecanismo de defensa, damos carta blanca a que los miscroorganismos invadan nuestro cuerpo.Por ello se va a profundizar en  una de las complicaciones más importantes por su morbimortalidad y por su incidencia durante la estancia hospitalaria. Es el caso de las infecciones relacionadas con catéteres vasculares.

OBJETIVO:

Dar a conocer los resultados obtenidos en el estudio realizado en 2012, cuyos objetivos planteados al inicio fueron:

1. Determinar las tasas de incidencia debacteriemia relacionada con catéter vascular en una unidad de críticos.

2. Tener constancia de si hay mayor incidencia de infección en accesos vasculares centrales que en periféricos y arteriales.

3. Estudiar la relación que se establece entre manipulaciones de un catéter vascular y la aparición de signos locales de infección.

4. Intentar determinar si se producen BRC (bacteriemia relacionada con el catéter) o BP (bacteriemias primarias) produciéndose  en éstas la infección por vía hemática.

METODOLOGÍA:

Se trata de un estudio analítico, transversal y observacional, siendo una observación pasiva. A su vez es un estudio cuantitativo y prospectivo. Abarca un total de 113 pacientes, ingresados en la Unidad de Reanimación general del Consorcio Hospital General Universitario de Valencia (CHGUV), que implican el análisis de 400 accesos vasculares.

RESULTADOS:

-El 5,01% de los catéteres estudiados presentaron dos o más signos de infección, considerándose infectados. En cambio el 89,97% no mostraron signos de infección alguno.

-Los C.V.C. fueron los catéteres vasculares que más signos de infección presentaron.

-Según el coeficiente de correlación de Pearson, existe relación positiva entre tiempo de permanencia del catéter y aparición de signos de infección, siendo un dato más significativo en C.V.C. que en el resto de accesos.

-De un total de 379 accesos vasculares, únicamente 18 catéteres presentaron signos locales de infección, atribuyéndose a IRC. A su vez, se dieron 2 casos de BRC, aunque uno de ellos no presentaba signos inflamatorios locales.

CONCLUSIONES:

1. Las tasas de incidencia de IRC han ido disminuyendo con los nuevos protocolos de cuidados.

2. Existe mayor riesgo de infección en catéteres centrales que en periféricos, con distinciones según zonas anatómicas.

3. Existe relación directa entre número de manipulaciones y aparición de signos locales de infección. Unas correctas medidas de asepsia a la hora de insertar el catéter y de ser manipulado disminuyen el riesgo de infección.

4. Se observan más casos de IRC que de BRC.

Datos del autor principal (que expondrá / defenderá el trabajo):

Apellidos: Moreno HernándezNombre: Ana

Dirección: C/ Virgen de la cabeza,59C.P.: 46014

Ciudad: Valencia Provincia: Valencia

Tel.: 660179405 E-mail: moreno-ana@hotmail.com

Centro de TrabajoParo