Abordaje del dolor en heridas crónicas [Juan Pedro Linares]

Linares-Herrera JP, Monteso-Curto P, Verdu-Soriano J, Pla-Canalda E.

 

INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS

El dolor es un síntoma común en los pacientes que padecen heridas crónicas, a menudo este dolor va en aumento con en el momento de la realización de la cura, debido al cambio del apósito, al desbridamiento cortante, al acto de limpieza, a la infección y a la utilización de productos no adecuados. El dolor influye en las diferentes actividades de la vida diaria, afectando las relaciones sociales y del familiar o del entorno del paciente, alterando  la cicatrización e influyendo de forma negativa en la calidad de vida de los pacientes portadores de heridas crónicas.

Objetivos: Mejorar el cuidado realizado por el personal sanitario de los pacientes con heridas crónicas que presentan dolor.

METODOLOGÍA

Realizamos un análisis de los diferentes tipos de dolor en los pacientes con heridas crónicas en el servicio de medicina interna del Hospital de Tortosa desde octubre de 2013 a octubre de 2015. Registramos también los factores psicoambientales  que  serian la edad, el sexo, el nivel educativo, el entorno y el historial previo del dolor.

No solo valoraremos la dimensión sensorial del dolor sino también la afectiva y la cognitiva relacionada con creencias personales y socioculturales, se le administrara un cuestionario de recogida de datos auto confeccionado que se implementara con la  implantación de un protocolo de actuación ante el dolor de los pacientes con heridas crónicas:

  1. Evaluación del dolor mediante Escala Verbal Numérica y El inventario Abreviado del Dolor.
  2. Diagnostico de la etiología de la herida crónica.
  3. Tratamiento de la herida según concepto TIME.
  4. Tratamiento de la causa subyacente de las heridas crónicas.
  5. Tratamiento local del dolor en las heridas crónicas.
  6. tratamiento sistémico del dolor en las heridas crónicas

RESULTADOS

Esperamos mejorar el control del dolor que padecen los pacientes con heridas crónicas.

Para ello proponemos adelantarnos a este síntoma mediante la prevención mediante diferentes estrategias como el diagnostico adecuado de la lesión, el tratamiento más adecuado de estas heridas abordando el tratamiento de una forma integral, el tratar la causa subyacente de esta, utilizar los apósitos más adecuados a la fase de la lesión, el aporte de suplementos nutricionales, el tratamiento de la infección si presenta los signos que nos indiquen que la herida esta en contaminación critica o en fase de infección bien sea por apósitos adecuados de tratamiento local o tratamiento por vía sistémica.

CONCLUSIONES:

La repercusión del trabajo será una mejora de la percepción del personal sanitario al dolor de los pacientes y en consecuencia la mejora de la calidad de vida.

con la implantación de este protocolo lo que se pretende es realizar de una forma ordenada el tratamiento integral del dolor en las heridas crónicas  detectando la causa que produce el dolor y poder abordarlo de la forma adecuada con el tratamiento correcto de manera personalizada.